Belloterra revoluciona el sector gastronómico y despierta el interés de los paladares más exigentes de Europa.

La empresa Belloterra afincada en la comarca de Los Pedroches acaba de lanzar una línea de embutidos que rompe con lo existente actualmente en el mercado: Salchichón de Solomillo con Trufas y Chorizo de Lomo Ibérico 100% natural

Se trata de dos productos delicatessen con unas características muy especiales: la utilización de carnes nobles como son el lomo y solomillo de cerdo ibérico, junto a la garantía de ser 100% naturales, libres de alérgenos, sin colorantes ni conservantes.

Salchichón de lomo y trufa Belloterra

Son piezas de 400 gr. con un nuevo diseño de packaging atractivo para el consumidor final.

Belloterra sigue apostado por el I+D+I, desarrollando productos novedosos, saludables, con bajo contenido calórico y que aporten nuevos sabores, todo ello dentro de las enormes posibilidades que ofrece el cerdo ibérico de bellota.

Para potenciar esta nueva gama y los futuros productos en los que trabaja Belloterra tiene prevista la puesta en marcha de una nueva línea de producción de embutidos en su planta de Añora (Comarca de Los Pedroches, Córdoba).

Estos dos nuevos productos ya apuntaban al éxito cuando fueron presentados en los Great Taste Awards de Londres y cautivaron a jurado y visitantes. Siendo el novedoso Salchichón Ibérico de Bellota con Trufas definido por el jurado como “atractivo e innovador, perfecta fusión del sabor de la trufa y de la bellota. Exquisito sabor”. 

Javier Castro, gerente de Belloterra remarca que “Uno de los objetivos de Belloterra en los últimos tiempos ha sido establecerse como una empresa de referencia en la innovación agroalimentaria. Para ello hemos trabajado para dinamizar nuestra creatividad  y poder ofrecer algo diferente en el mercado.”

Javier Castro también pone el foco en la necesidad del cambio para la mejora de los productos que ha llevado a cabo Belloterra en estos años. “ No solamente hemos avanzado en nuevos productos, también en el campo y en la marca… Todo ha cambiado porque hay que ir evolucionando al mismo tiempo que lo hacen los mercados más selectos.”

Además, nos explica Castro, que al igual que en el jamón ibérico necesitan controlar el 100% del proceso para poder realizar una mejora continua. “Controlar todo el ciclo incluye mucho en la calidad final de nuestros productos porque de otra forma sería imposible tener un producto homogéneo que consiga que el consumidor encuentre siempre lo que busca. La fidelización en cualquier producto agroalimentario es básico”, asegura.

Deja una Respuesta